Música y nuestro estado de ánimo.

Como supondréis, en ORG Eventos Stravagantza el trabajo con la música es, básicamente, el pan nuestro de cada día. Prácticamente no hay show, evento o situación que preparemos y celebremos si no es acompañándolo de músicos en vivo y directo.

Hay que reconocerlo, tener una cartera tan amplia de artistas como la nuestra, ayuda a que podamos juguetear de esta manera con la música. Wn realidad, como todo lo que hacemos, las cosas tienen un por qué.

En general, a todos nos gusta la música. Los motivos intrínsecos que nos mueven al escuchar una melodía pueden llegar a ser un misterio. Por esto, hemos decidido desvelar un secreto que de alguna manera, se sabe a voces:

¡La música nos hace felices!

 

Cantante durante una boda

La música nos sobrecoge y nos hace entrar en el contexto de la situación que estamos viviendo en el momento.

Son diversos los estudios que nos explican el por qué. Para explicarnos, hemos decidido hacer referencia al estudio de Josefa Lacárcel Moreno titulado “Psicología de la música y emoción musical” para la Universidad de Murcia. También al estudio “Eficacia de dos procedimientos de inducción del estado de ánimo e influencias de variable moduladora” publicado por la Asociación Española de Psicología Clínica y Psicopatología en 1999, y escrito por Azucena García-Palacios y Rosa M. Baños.

Resumiendo los puntos que nos interesan de ambos estudios, podemos decir que la música genera una reacción directa en nuestro cerebro, aumenta nuestra capacidad para:

  • trabajar,
  • percibir,
  • concentrarnos y
  • relajarnos.

Estas ideas son las que se encuentran en la base de la Musicoterapia. Nos conducen a conseguir que alguien que escucha lo que nosotros elegimos, pueda llegar, eventualmente, a reaccionar tal y como nosotros esperamos o deseamos.

¿Y cómo tienen tanta seguridad de que eso es así?

En realidad este principio, procede de los conceptos psicológicos del conductismo. El conductismo nos plantea que todos nosotros reaccionamos de formas que pueden ser preestablecidas ante diferentes estímulos. El el principio básico de la publicidad y la promoción. Empresas como Cocacola o Apple nos demuestran claramente cada día que esto es una realidad con sus fuertes gastos en este tipo de conceptos.

Cada elemento que se suma al acto de escuchar música puede servirnos para incrementar la potencia de esta herramienta. Si nos encontramos en un momento alegre y festivo y la música nos acompaña, será un refuerzo muy potente a nuestras actitudes. Si un buen músico o artista es simpático, atractivo, divertido, potente o seductor… y lleva nuestra imagen de marca: Nuestros invitados sentirán que esa es la representación física de nuestra marca y la vincularán a estos mismos conceptos.

Es obvio que en este artículo no hemos descubierto la pólvora. Es algo que en el fondo todos conocían, pero ahora se explica claro por qué cuidamos tanto a nuestros artistas.

Musica de violinista acompañada de piano en una boda.

La melodía puede transmitirnos la alegría solo con su presencia, cuanto más al ser bien acompañada por otros elementos amenizadores.

No deje de contratar a nuestros fabulosos músicos, ¡se sorprenderá!

Compartir ORG Eventos y Espectáculos en

No Replies to "Música y nuestro estado de ánimo."


    Got something to say?

    Some html is OK